¿Cómo mantener el aislamiento social en una feria o mercado de barrio?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Se trata de un sistema de cuadrículas con espacios flexibles y móviles en el que pueden circular libremente hasta seis personas a la vez

El estudio de arquitectura holandés Shift Architecture Urbanism imaginó un modelo de mercado de alimentos que no rompe con las pautas de distanciamiento social establecidas para evitar la propagación del coronavirus. El proyecto contempla distintos modos o circuitos posibles de recorrer el espacio y comprar, sin entrar en contacto con el otro. Los micromercados son una estrategia para evitar la concentración de gente en los grandes mercados y supermercados.

El diseño consta de cuadrículas de 16 cuadrados que se pueden montar con cierta facilidad en las plazas públicas de cualquier pueblo o ciudad mientras dure la pandemia. Bajo este concepto que los creativos llamaron Hyperlocal Micro Markets los clientes podrían comprar todo lo que solían conseguir en los puestos de su barrio sin riesgo de propagación del virus: verduras, productos lácteos y carne o pescado.

El distanciamiento social en un mercado o feria de una ciudad

La iniciativa intenta desalentar las largas filas en los supermercados, especialmente en Europa, donde, además, se empiezan a ver las góndolas vacías.

Micro mercados. Coronavirus

La propuesta de Hift se asienta en la idea de que los mercados tal como los conocemos podrían dividirse para fomentar pequeños espacios de comercialización de alimentos frescos que operarían a una escala hiperlocal.

Cada micro mercado integra apenas tres puestos, con una entrada y dos salidas. Cada puesto, además, tendría dos mostradores, uno para pedir lo que se quiere llevar y otro para llevar lo comprado.

Otra particularidad que contempla el proyecto es que sólo seis personas puedan ingresar al espacio al mismo tiempo, pero una vez dentro pueden moverse libremente. La única regla es que cada uno debe ocupar un cuadrado de la cuadrícula.

El distanciamiento social en un mercado o feria de una ciudad

Por otro lado, los comerciantes, en lugar de vender mercadería suelta, ofrecerían paquetes ya cerrados, de manera de reducir el tiempo que cada cliente tiene para comprar. También prevé que los vendedores se vayan moviendo en el tiempo de manera flexible en el espacio.

Se trata, así, de reemplazar el modelo de concentración por otro de dispersión, tanto en el espacio como en el tiempo. Estrategias posibles que acerca el diseño y la arquitectura a estos tiempos difíciles.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram

Últimas notas

También podria interesarte....